1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Responsabilidad de los Operadores Portuarios

Yelitza Suarez Guevara

Introducción.

Caso 1.

Año 491 AC, el comerciante Epitarkos espera, en el puerto de Piraikon (hoy el Pireo) por un cargamento de trigo y estaño proveniente de Londinium. Durante la maniobra de descarga, efectuada por mismo personal de remeros esclavos del buque, éste se escoró severamente sobre su costado de estribor, como consecuencia del fuerte oleaje, aunado a la desestabilización de su centro de gravedad, por el movimiento de las pesadas barras de estaño, y su posterior hundimiento, con la consecuente pérdida de la mayor parte del cargamento.

El estaño pudo ser rescatado posteriormente a un costo elevado, por las rudimentarias técnicas de la época, mientras que el cargamento de trigo fue declarado pérdida total.

La escora se produjo por mala estiba, al haber colocado la carga más pesada sobre la línea de flotación y por la confusión que se suscitó entre los remeros al intentar la descarga en medio de un fuerte oleaje, consecuencia de una marejada, sobrevenida a pesar de las condiciones privilegiadas de la bahía donde está enclavado el puerto.

La administración portuaria del puerto del Pireo se autoexoneró de responsabilidad, al establecer que lascondiciones de la mar no eran las más apropiadas para iniciar la descarga y que, en condiciones normales, sus muelles de madera y cañas estaban muy bien acondicionados para tal operación; y asimismo, porque el cargamento había sido mal estibado en el puerto de Londinium, por lo cual se responsabilizó al barco por la mala operación, tanto de estiba como de desestiba, y se le obligó a resarcir a Epitarkos por su pérdida, lo que incluyó la totalidad del valor del cargamento de trigo, más los gastos incurridos para el rescate del estaño.

Al tener noticia del siniestro y de sus causas, los armadores del buque demandaron en Londinium a los operadores responsables por la mala estiba, quienes alegaron la exoneración parcial por concurrencia de culpas, ya que la descarga del buque fue iniciada en medio de una marejada.

Caso 2.

Año 2009 DC, Manuela de Aragón circula en su motocicleta de reparto por una vía interna en el Puerto de Gijón, que sirve como conexión a varios pueblos de las cercanías. En un trecho y por exceso de barro y polvo de carbón, las ruedas de su vehículo derrapan, ocasionando daños al mismo y a la persona de Manuela, que la inhabilitan y mantienen en reposo por quince días.

Su abogado demandó al Puerto por el mal estado de la vía y solicitó se le indemnizara por 312.000 euros para ella y 1.200 euros para la reparación de su vehículo. Mapfre Mutualidad de Seguros y Reaseguros se haceparte en tercería, como asegurador y subrogante del Puerto demandado.

El Puerto de Gijón alegó en su defensa y como causal de limitación de responsabilidad, que la empresa Urbaser era la contratista encargada del servicio de limpieza de las vías internas y de acceso a la zona portuaria.

La sentencia de la Sala Contencioso Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia del Principado de Asturias decidió condenar a la Autoridad Portuaria de Gijón a pagar a Manuela de Aragón la cantidad de 204.000 euros y a Mapfre la cantidad de 1.711 euros como reposición de prima.

Se le indica a la Autoridad Portuaria que actúe contra la contratista Urbaser para reclamar el incumplimiento y solicitar repetición del pago.

Estos son dos simples casos, separados por dos mil quinientos años, que ilustran, a lo largo del tiempo, la variedad de riesgos con los que se enfrentan diariamente los operadores y administradores portuarios Responsabilidad y tipo de riesgos:

Un puerto es un lugar de la costa donde se efectúa la transferencia de cargas o pasajeros, entre dos o más medios de transporte. Comprende tanto un área marítima como otra asentada en tierra.

En sus actividades intervienen numerosas autoridades públicas y empresarios privados, destacándose, en lo que a la operación portuaria propiamente dicha, dos personas específicas: el administrador portuario, que ejerce la titularidad del puerto en su carácter de propietario, concesionario o delegatario del Poder Público; y el operador portuario, quien suministra los servicios que requieren, tanto el buque como las mercancías, para las operaciones de carga y descarga, estiba y desestiba, acarreo, almacenamiento y despacho.

Como en toda serie de actividades humanas, existe la posibilidad de que se produzcan daños materiales y personales, ocasionados por factores que escapan a la debida diligencia de los actores que intervienen.

Esta posibilidad dañosa es denominada en Derecho con la palabra “riesgo”, que comprende el producto de dos factores: la amenaza como elemento externo y objetivo, y la vulnerabilidad como factor subjetivo e interno.

(…)

A continuación el texto completo de la ponencia:

AddThis Social Bookmark Button

Encuesta

En el período desde el 15/ 10/ 2012 al 15/11/ 2012. ¿En cuantos días promedio, ha nacionalizado sus embarques?

 

 

 

 

 


  Resultados

Ccpc informa

Noticias - La Cámara Informa